Actualidad, Administración, Digital, Facturación

«Una clínica digitalizada ahorra tiempos y evita errores»

Proinda Consultores se dedica a la asesoría legal de clínicas dentales. Trabaja como una asesoría de empresa, pero especializada en el sector de la salud bucodental. En nuestras Conversaciones Klinikare, Pilar de Dios, socia de Proinda Consultores, aborda, entre otras cuestiones de interés, cuáles son las consecuencias de tener un falso autónomo en una clínica dental, así como otros temas relacionados con la contratación de profesionales.

 


¿Qué formas legales tiene un odontólogo para prestar servicio a otras clínicas dentales?

Aquí se abre ‘el melón’, según Pilar de Dios, de los falsos autónomos en las clínicas dentales. Porque cuando un odontólogo decide iniciar su carrera profesional, tiene la opción de montar su propia clínica (que quizá son los menos por la inversión que se necesita), o bien que sea contratado por cuenta ajena en una clínica que ya está funcionando o bien colaborar a modo de autónomo independiente dentro de esa clínica, explica De Dios.

«La línea entre estos dos servicios es difícil de discernir, se mezclan muchas veces los criterios que marcan que pueda ser autónomo o personal contratado en régimen general», remarca esta experta. «Muchas veces se mezclan los indicios de los criterios que determinan que pueda ser autónomo o persona contratada en régimen general, lo que lleva a que se genere el problema o pueda dar lugar a confusión».

 

¿Qué consecuencias legales puede tener un mal encuadramiento de esta figura?

Para Pilar de Dios, un mal encuadramiento puede tener consecuencias cuando alguien está trabajando como autónomo y la Magistratura o inspección de trabajo deciden que tenía que haber estado contratado. «Ahí el problema lo tiene la clínica que ha contratado esos servicios, pues va a tener que pagar toda la Seguridad Social retrasada, hasta cuatro años hacia atrás», avisa De Dios.

«De pronto son cuatro años de cotizaciones que van a ser mes a mes, no salario de convenio ni salario mínimo interprofesional, sino la factura del profesional mes a mes, que no va a ser de mil euros, y va a haber que cotizar por eso, con el incremento del 35 % de recargo», insiste Pilar de Dios. Y luego, recuerda esta consultora, hay que mantener al trabajador con esas condiciones laborales, lo que implica que si no se quiere continuar con él, habrá que pagar un despido en función de esas cotizaciones. «Hay que estar seguro de que ese trabajador que está prestando servicios en la empresa es autónomo».

 

¿Qué obligaciones fiscales tienen los odontólogos que trabajan como autónomos?

Los odontólogos freelance tienen pocas obligaciones, es muy sencillo. Están obligados a facturar a las clínicas con retención y no tienen que presentar modelos trimestrales, recuerda De Dios. «Eso les hace creer que solo tienen que presentar la declaración de la renta una vez al año.

A nivel formal es así, lo único que tienen que hacer es presentar la declaración de la renta como el resto de los mortales, pero no dejan de ser empresarios, porque son autónomos, lo cual les obliga a llevar un registro de ingreso y gastos. Y eso se les olvida y a veces resulta todo una chapuza: mete esto, mete lo otro, esto de ingresos, estos de gastos…», señala la socia de Proinda, que insiste en la importancia de gestionar toda esta burocracia a través de un software sencillo, ya que es obligatorio llevar los libros de ingresos y gastos.

 

Ventajas de crear una sociedad profesional como posible solución a los problemas de contratación

Pilar de Dios lo tiene claro: «Es la mejor solución. La que aporta mayor tranquilidad. Desde luego a la clínica, porque la clínica ya no está contratando la prestación odontológica con un odontólogo particular, sino con una sociedad, con una empresa… Como si contratan a Proinda Consultores para que les hagamos un servicio, o contratan a otra empresa de servicios para que les realicen un mantenimiento de software. Entonces se diluye el problema de saber si se está contratando o no a un falso autónomo».

 

¿Trabajar con un autónomo o con un trabajador dentro del régimen general de la Seguridad Social?

Pilar de Dios también lo ve claro: «Siempre voy a recomendar autónomo». En su opinión, el autónomo tiene una mayor capacidad para generar dinero y a la empresa le cuesta menos, pero teniendo siempre en cuenta que sea autónomo de verdad. «Es importantísimo que no esté sometido al poder de decisión de la empresa, que sea él que organice la agenda, sus horarios. El concepto de vacaciones, por ejemplo, no va con el autónomo», recuerda De Dios.

¿Cuándo estamos ante un autónomo ‘de verdad’?

El autónomo odontólogo, subraya De Dios, interviene en la fijación de los precios a los pacientes y tiene margen de negociación, cierto poder de decisión. Puede contribuir, aunque sea de modo simbólico, con el pago de un canon a la clínica por uso y desgaste de los materiales. «Eso ya muestra que el autónomo tiene una propia organización, que tiene una empresa en la que tiene que generar gastos para poder trabajar, que no es como el trabajador que no se le generan gastos, más que el ir y venir», sostiene Pilar de Dios.

 

¿Qué le puede aportar a un profesional que trabaje por cuenta propia una clínica que ya se encuentre digitalizada?

Según Pilar de Dios, es el camino hacia el que se tiene que ir. «Nos encontramos en la asesoría todos los trimestres con el problema de que los odontólogos autónomos tienen un lío tremendo con las facturas que emiten, con los pacientes que han tratado, etc.», señala esta consultora. «Si la clínica en la que trabaja el autónomo está digitalizada y se tiene acceso de manera transparente a todo ese trabajo, a toda esa producción que ha hecho y es por la que va a facturar, y a su vez el autónomo dispone de una herramienta que pueda sincronizar con esa agenda, se ahorra mucho trabajo y tiempo», subraya Pilar de Dios. «Me parece imprescindible que ambos, tanto clínica como profesional autónomo, manejen herramientas sincronizadas de su trabajo».

Nuestro software de gestión de clínicas te ayuda a hacer este camino mucho más fácil. Solicita una demo personalizada y descubre una nueva forma de trabajar, más eficiente y eficaz.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *