Actualidad, Dental, Digital, Ortodoncia

Impresión 3D dental: ¿Qué ventajas e inconvenientes tiene para la odontología?

No fueron muchos los futurólogos que pronosticaron algo tan revolucionario como la posibilidad de crear objetos de la nada a través de una impresora no de imágenes o caracteres, sino de objetos. Un mundo de posibilidades infinito en cuanto que la producción es bajo demanda y que puede generar una gran libertad a la hora de producir determinadas piezas, dotando al laboratorio de un nuevo potencial.

En los últimos años estamos asistiendo a un crecimiento sostenido de impresión en 3D en el sector dental, y los indicadores apuntan a que se va a seguir esa tendencia en el corto, medio y largo plazo. Entre sus ventajas más significativas, la del ahorro que supone en costos, pero también en tiempo, ya que la fabricación de distintas piezas (ya sean coronas, prótesis dentales, guías quirúrgicas, etc.) permite disponer de ellas en plazos muy cortos. Y, en muchos casos, en la misma clínica, si se cuenta con una impresora 3D dental en el mismo gabinete.

 

La importancia de un especialista en impresión 3D dental

El campo de la impresión en tres dimensiones asociado a la odontología está creciendo tanto que no ha tardado en surgir la figura del especialista en la materia. El gestor de una clínica dental que quiera dotar de esta tecnología a su gabinete o laboratorio puede ponerse en contacto con un técnico en impresión 3D, formados en las distintas escuelas que en España ofrecen ya cursos y másteres. Muchos de ellos cuentan con experiencia y conocimientos en impresión 3D dental, por lo que serán los perfiles a tener en cuenta.

La opción de contratar los servicios de un técnico superior en impresión 3D puede ser fundamental para implementar esa tecnología en tu clínica y sumarle también competencias de laboratorio. Porque una impresora 3D permite fabricar prótesis, moldes, prototipos y un sinfín de piezas necesarias para los distintos tratamientos de manera cómoda, fiable, rápida y a bajo coste. Un salto cualitativo para una clínica dental que los gestores deberán tener en cuenta si quieren ganar en autonomía y, a la postre, reducir costes.

resina 3d dental

¿Qué son las resinas 3D dentales?

Un término asociado a la impresión 3D del ámbito de la salud bucodental es el de las resinas dentales. Quien vaya a incorporar esa tecnología deberá familiarizarse no solo con el término, sino también con los distintos procedimientos para trabajar con estas resinas líquidas. Con ellas, el usuario puede fabricar prótesis y moldes de gran flexibilidad que resultan de gran ayuda en los distintos tratamientos.

Para elegir el tipo de resina dental, conviene conocer la longitud de onda de la impresora 3D en concreto, y elegir el tipo de material en función de la aplicación dental que se vaya a imprimir.

 

Una resina para cada material

Clasificadas como productos sanitarios, cada resina se emplea para la creación, o impresión, de una pieza específica. Así, hay resinas para imprimir bases dentales desechables, resinas para coronas y puentes, resinas para pruebas estéticas basadas en prototipos, que permiten comprobar la mordida y la oclusión.

También hay resinas para la fabricación de férulas, así como para guías de ortodoncia y prostodoncia de máxima precisión. Porque las resinas aptas para impresión en 3D se usan cada vez más en ortodoncia, por ejemplo, para hacer un cálculo lo más preciso de la ubicación que tendrá cada bracket en el futuro tratamiento de ortodoncia.           

Estas son tan solo algunas de las ventajas de usar la impresora 3d en odontología en un campo llamado a crecer y al que las clínicas subidas al carro de la innovación deben contribuir.

¿Quieres saber más sobre este tipo de tecnología? Contacta con nosotros.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *